EXFOLIARSE: LAS MEJORES TÁCTICAS
La importancia de exfoliar tu piel

La contaminación, impurezas, polvo y células muertas son factores comunes que tapan tus poros. Como consecuencia, tu piel pierde brillo y tu rostro se apaga.La exfoliación ayuda a eliminar las células muertas y permite que los productos hidratantes se absorban con mayor facilidad, siendo así más eficientes.

Antes de incluir la sesión de exfoliación en tu rutina de cuidado de la piel, seguí estos consejos:

- Elegí siempre los productos de acuerdo a tu tipo de piel: exfoliantes suaves para el cuerpo si tienes la piel sensible, esponjas vegetales como la crin para una exfoliación más profunda, etc.

- Adaptá la exfoliación a la parte del cuerpo que desees purificar. Por ejemplo, masajeá más suavemente el rostro y la parte baja del cuello que otras partes menos delicadas.

- Y, lo más importante de todo, escuchá las necesidades de tu piel y adaptá tu rutina a ella.

Siempre finalizar la sesión aplicando productos hidratantes para mantener tu piel suave y renovada después de cada exfoliación.